Visita a Tracasa

El pasado viernes 16 de febrero, nuestro alumnado de 2ºASIR visitó las instalaciones de Tracasa para conocer el trabajo informático que desempeñan.
La charla fue impartida por Daniel Muro, exalumno de Cuatrovientos que lleva trabajando más de 19 años en el sector.
Los alumnos pudieron aprender los procesos técnicos, así como recibir consejos prácticos a la hora de realizar las FCTs.

Muchas gracias por vuestra compañía y especialmente a nuestro exalumno Daniel Muro.

IMG 2057

Intercambio de datos

El año pasado realizamos un intercambio con el centro Ginebró (Barcelona), nuestro alumnado quedó tan encantado que hemos decidido repetir la experiencia con nuevos alumnxs.
En el viaje a Barcelona, realizamos talleres de robótica y visitamos la empresa Acer donde nos explicaron como funcionaba la cadena de trabajo desde que reciben un producto defectuoso hasta que se lo devuelven al cliente reparado.

De vuelta a Pamplona, realizamos el proyecto AsesorandoTech, en el cual los alumnos de ambos centros asesoraban a alumnos de otros ciclos sobre aspectos diversos tales como seguridad informática, montaje, portátiles, móviles, materiales conflictivos, etc... Finalizamos la mañana realizando tareas de trabajo colaborativo.
A la mañana siguiente, el alumnado recibió un charla por parte de la empresa Conatel y posteriormente dieron un paseo por Pamplona usando la APP de Pamplona Negra creada por los alumnos de 2º DAM.

Como siempre, un placer contar con vosotrxs.

Alviento

P1100756P1100758P1100761P1100763P1100768

Semana Cultural XXXIII

¿Quieres ver todas las actividades que hemos realizado en la semana cultural?

5 de febrero
6 de febrero
7 de febrero
8 de febrero
9 de febrerosc2

33

Los Logísticos de van de almacenes

El viernes 26 de enero de 2017, las clases de primero de Grado Superior de los Ciclos de Transporte y Logística, Comercio Internacional y Gestión de Ventas y Espacios Comerciales de Cuatrovientos, realizamos una salida profesional en la que, a pesar del percance de olvidarnos de José Luís, pudimos disfrutar de la visita a tres empresas relacionadas con el transporte y la logística.
La primera visita que realizamos fue Reybesa, se podría decir que es la empresa distribuidora de máquinas para la manipulación de mercancías más importante de Navarra, allí nos explicaron que se dedican al alquiler, venta y reparación de máquinas de manipulación de cargas de todo tipo (transpaletas, carretilla retráctil, carretilla elevadora, etc). Para acabar cabe destacar la venta por parte de Reybesa de los modernos AGV, que se tratan de unas transpaletas robotizadas capaces de llevar cargas de hasta 700 kg de un lado a otro del almacén.
Seguidamente visitamos la empresa Baines (empresa de distribución de bebidas alcohólicas y productos para hostelería, pero originariamente expertos en su patxaran). Podemos decir que él almacén contaba con aspectos especiales, como que por ejemplo los pasillos eran más anchos de lo normal. Pero también hay que destacar él buen funcionamiento de entradas y salidas de los productos. Postdata: Nos volvimos a dejar a un alumno fuera.

Finalmente, tras un almuerzo en la cafetería de la Ciudad del Transporte acudimos al almacén de Decathlon (almacén de 20.000m²), donde nos quedamos sorprendidos por él excelente funcionamiento y organización de la empresa. Podemos destacar la automatización que llevan para realizar los pedidos y la parte especifica de los pedidos informáticos. Somos conscientes del traslado de Decathlon a León, pero sabemos que es un gran paso hacia delante para la empresa.
En conclusión, esta experiencia nos ha sido muy útil para él aprendizaje de muchas cosas en él área de la Logística y el Transporte y volveríamos a repetir felizmente … ¿puede que sea en el SIL?
Iradi Agirre, Janire Rodríguez y Rodrigo Adrián (1º TL-A)

untitledss

Inteligencias múltiples a través del emprendimiento social

Bajo la premisa de que los equipos son más productivos, Alex Osborne popularizó hace ya más de 60 años el término “lluvia de ideas” o “brainstorming”. Proponía la existencia de un tipo de sinergia que tiene lugar cuando los miembros de un grupo interactúan y que les lleva a alcanzar mejores resultados. Según Osborne, los grupos que seguían sus consignas en el proceso de ‘brainstorming’ resultaban el doble de productivos que aquellos cuyos miembros trabajaban en solitario.

Y eso fue lo que el pasado 15 de diciembre técnicos de ANEL se afanaron en demostrar al medio centenar de alumnos de los centros de Formación Profesional de Cuatro Vientos, Burlada y Elizondo que participan en el programa de creación de proyectos de emprendimiento social.

Se trata de una acción del proyecto transfronterizo ETESS Escuela Transfronteriza de Economía Social y Solidaria) del que ANEL es su jefe de filas y que tiene la colaboración y coordinación del Servicio de FP del Departamento de Educación del Gobierno de Navarra. ETESS (cuenta con la participación de la Unión Europea y está financiado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, Feder.

En pocas semanas, la iniciativa, un laboratorio de emprendimiento para descubrir soluciones a cuestiones que la sociedad plantea, permitirá testar en el mercado las ideas de negocio que resulten seleccionadas.

WP_20171215_10_39_31_Pro

Durante cerca de dos horas, los alumnos, de entre 18 y 20 años, se enfrentaron a los retos que los fueron poniendo los técnicos de ANEL para poner a prueba sus capacidades para trabajar en equipo y hacerles ver que sólo si confían en esa fórmula tendrán éxito en sus negocios. “Vamos a ser meros mediadores. No sé qué esperáis de esto, pero lo que yo espero es que la sesión se os haga muy corta”, les avanzó Enrique Ciaurriz Tejada nada más iniciar su intervención. Los alumnos apenas tuvieron tregua.

Les repartieron lápices y pósits de colores, pero antes los técnicos les dejaron unos breves instantes para que “se movieran por la sala y conocieran gente” –aunque dentro del proyecto ya han participado en algunas sesiones individuales, era la primera vez que los alumnos de los tres centros compartían aula-. “Esto es como lo de las citas rápidas”, les animó Mari José Vivar Durán quien no tardó en bombardearles a preguntas con el ánimo de lograr la mayor interacción posible con sus interlocutores.

Vivar fue intercalando preguntas con algunos de los conocimientos teóricos sobre la materia que los alumnos han ido adquiriendo desde que el pasado mes de octubre empezaron a trabajar en los diferentes proyectos. Ideas de negocio que apuestan desde impulsar una empresa de lavado de coches a domicilio, a una agencia de viajes temáticos o un restaurante de alimentación con dietistas enfocado a deportistas. Iniciativas todas ellas que no buscan una rentabilidad económica en el corto plazo sino el impacto social y el aprendizaje colectivo.

Suman, en total, diez proyectos entre los tres centros –uno por cada uno de los equipos- de los que sólo tres –uno por centro- conseguirán pasar a la última fase y tendrán la oportunidad de incorporarse a la Cooperativa de Emprendedores de ANEL para vivir una experiencia de emprendimiento real y que les permitirá, además, compatibilizar las horas de prácticas en empresas que deben realizar en el marco de la formación que están recibiendo en los distintos centros. Para su entrada en la cooperativa se valorará la facilidad de puesta en marcha del proyecto, su sintonía con los requisitos de la cooperativa y la madurez y capacidad de gestión del equipo promotor.

La técnica de ANEL les habló de las cinco ‘C’ del trabajo en equipo: complementariedad, coordinación, comunicación, confianza y compromiso y les pidió que buscarán más: “¿Somos capaces de cooperar o competimos?” También les habló de las diferentes actitudes que se pueden adoptar ante un mismo conflicto: la retirada, la sumisión, la competencia y la cooperación, y les remarcó la importancia de definir las reglas para que un equipo funcione. Ellos mismos se encargaron de pegar en la pizarra los pósits con las que, en su opinión, eran más importantes. Entre otras, señalaron el respeto, el permiso al error, la participación o la confidencialidad.

WP_20171215_11_50_37_Pro

Durante la sesión de trabajo, los técnicos se sirvieron de la metodología Belbin, basada en la teoría de los roles de equipo, para tratar de enseñar a los alumnos a potenciar las cualidades de cada integrante del equipo, enriquecer objetivos y facilitar la asignación de tareas. “Porque para que un equipo funcione es preciso repartir las tareas. Debe haber cerebros, coordinadores, finalizadores, cohesionadores, implantadores, especialistas, investigadores de recursos, impulsores y evaluadores. ¿Con cuáles de estos roles os identificáis vosotros?, les preguntó Vivar.

La prueba más difícil llegó cuando los alumnos tuvieron que redondear con el lápiz de forma consecutiva los números del 1 al 60 rotulados en el folio que les entregaron los técnicos de ANEL. Una prueba de agudeza visual, pero, sobre todo, de trabajo en equipo que debían completar en un tiempo no superior a los 2 minutos y 30 segundos, “el promedio de la población”, les adelantó Vivar. Solo un alumno del centro de Elizondo consiguió terminar a tiempo el ejercicio. Pero se quedó sentado y no ayudó a sus compañeros por lo que el equipo que tardó, de media, más de tres minutos en completar la prueba no consiguió el objetivo. La lección que aprendieron seguro que les será de gran utilidad en un futuro.